Brown 3185 3º Piso Of.8, Mar del Plata, Bs.As. 7600, Argentina

Ultimas Novedades

El rol central de la labor pericial. Demanda a un Hospital

Una mujer demandó a un hospital porque los médicos se negaron ingresar a su marido al servicio de emergencias, refiriendo que el...

Concepto de Ambiente en Derecho Ambiental

El concepto de medio ambiente . Por José Esain “El paisaje es la ilustración perfecta de la unión en torno de un patrimonio...

Lo que diga la comisión médica no es cosa juzgada

La Cámara Federal de la Seguridad Social convalidó una medida cautelar que ordenó que la ANSES continúe pagando un retiro tran...

Imagen

El nuevo Còdigo introduce principios bioèticos, humanistas y antropològicos

18 / Dic / 2015

Marisa Aizenberg es abogada y especialista en Derecho de la Salud. Desde 2009 es Directora Académica del Observatorio de Salud de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA). En diálogo con Diario Judicial, la letrada se refirió a los cambios que introdujo el nuevo Código Civil y Comercial de la Nación en materia de salud. Además, la especialista se refirió al impacto que generará la reforma en la actividad médica.

A partir de la entrada en vigencia del Código Civil y Comercial de la Nación, ¿Cuál es el nuevo panorama respecto a la incorporación del artículo 57 sobre manipulación genética?.

El artículo 57 prohíbe toda práctica destinada a producir una alteración genética del embrión que se transmita a su descendencia. Luego de algunos debates y atento al estado actual de la ciencia, resultó aconsejable restringir también la práctica que involucren terapias génicas debido a los riesgos biológicos que presentan los procesos de mutación para las diferentes generaciones. Luego de los horrores que se vivieron en la Alemania nazi, en la comunidad científica existe consenso de declarar éticamente inaceptable e inadmisible cualquier práctica de proceso de selección de seres humanos. Este artículo introduce una regulación novedosa que no estaba prevista en el Código de Vélez Sarsfield, ya que los avances de la ciencia no permitieron que se pudiera prever este tipo de situaciones. Tal vez no es de buena práctica legislativa elegir el término “prohibir”, pero en este caso se introduce dicha regulación vinculada al área genética y, también, es una redacción definitiva que elimina toda posibilidad de realizar prácticas destinadas a alterar la constitución genética del embrión que se transmitan a la descendencia, ya que en la que estaba proyectado originalmente, por vía de excepción, el uso de terapias sobre células germinales con el objetivo de prevenir enfermedades genéticas o la predisposición a ellas. En nuestro país debemos darle al artículo un alcance exclusivo a todo lo que tenga que ver con intervenciones que alteren el genoma del cigoto o del embrión temprano y que estén destinadas a producir mutaciones que se transmitan a la descendencia. Quedan fuera de la prohibición los diagnósticos prenatales y los diagnósticos pre-implantatorios, una práctica de uso corriente que permite identificar los embriones sanos antes de ser transferidos al útero materno.

Necesita algún tipo de asesoramiento legal?

No dude en consultarnos