San Martín 3049 Piso 7 Of.703, Mar del Plata, Argentina

Ultimas Novedades

Caso La Picasa

CSJ 528/2000 (36-B)/CS1 ORIGINARIO autos "Buenos Aires, Provincia de c/ Santa Fe, Provincia de s/ sumarísimo -deriv...

La Corte resuelve el caso La Picasa

Con fecha 3 de diciembre de 2019 la Corte Suprema de Justicia ha resuelto el caso de la cuenca La Picasa. 



...

fallos industrias

En este apartado presentamos varios fallos relacionados con temas industriales.

...

Competencias Ambientales (2008)

2019-10-25

Esain José Alberto, Competencias ambientales, Editorial Abeledo Perrot, Buenos Aires, 2008.



PRÓLOGO



Por Daniel Alberto Sabsay

Con enorme placer aceptamos la solicitud de prologar la presente obra, ya que sentimos particular respecto intelectual por su autor, sensación que se ve reforzada luego de la lectura de esta nueva contribución suya al derecho ambiental. En esta oportunidad Esain se introduce con profundidad, destreza y sutileza en el análisis de varios de los temas más complejos de la materia, precisamente de aquellos que la vinculan con el derecho constitucional, en una alianza tan especial que de a poco va dando nacimiento a una sub-rama jurídica: el derecho constitucional ambiental. Ello no ocurre por casualidad es la resultante de los aspectos tan peculiares que caracterizan al ambiente como bien jurídico a tutelar. En tal sentido, la doctrina afirma que estamos frente a un fenómeno de transversalidad que atraviesa prácticamente a todas las restantes ramas del derecho de tal manera que produce importantes modificaciones en varios de sus contenidos. Pues bien, en el campo constitucional, lo ambiental opera sobre la mayoría de los temas de las partes dogmática y orgánica, nuestro autor como luego veremos se circunscribe esta vez al análisis de aspectos de esta última. 

En este punto nos valemos de la excelente caracterización que hace Jimenez cuando se refiere al ambiente como bien jurídico a proteger. Sostiene y coincidimos con él que es “de naturaleza esencialmente compleja, y de armonización muy costosa, ya que de uso, se halla potencialmente en conflicto con cualquier otro bien constitucional, ya sea que provenga del constitucionalismo clásico, o del constitucionalismo social. No hay duda, por ello, de que su carácter sistémico e integrador obliga a un replanteo completo del molde estatal en que se ubica, impregnando de componentes ambientales a las nuevas políticas sociales y económicas, con el claro objetivo de diseñar un estado social en el que se preserve y promocione el pluralismo, aunque ambientalmente orientado”. Pues bien, esto es exactamente lo que se produce cuando de lo que se trata es de proceder a determinar las modalidades aptas para la distribución de competencias en el marco de un estado federal, como así también para definir las esferas de incumbencia administrativa, legislativa y judicial, que son los temas que el libro desarrolla. 

De más está decir que toda labor encaminada a dilucidar estas cuestiones reviste un enorme valor ya que ayuda a que se logre una mejor aplicación y cumplimiento de la normativa ambiental. Esain se involucra de lleno en la tarea, elabora sus construcciones doctrinarias partiendo desde lo general para llegar con convicción y vigor argumental a lo particular. Así en su primer capítulo: “La Descentralización de funciones en el Estado – El modelo federal argentino y la institucionalidad para el Desarrollo Sostenible”, trabaja desde la teoría del Estado y luego en una progresión impecable, aborda sucesivamente, las nociones de Estado y de descentralización que lo llevarán con contundencia a analizar la situación argentina y sus consecuencias sobre la sustentabilidad del desarrollo.

Consciente de la necesidad de contar con una institucionalidad que sea apta para esos fines, el autor señala que “el federalismo ambiental será un subsistema dentro del esquema general de la materia. Se ubicará en el espacio referido a la institucionalidad para el desarrollo sostenible, en el acápite referido a la descentralización de las funciones estaduales para la mejora de la gestión del ambiente”. Dentro de esta concepción que compartimos Esain agrega que “unido a esos puntos cardinales, el federalismo ambiental no es sino una fórmula dentro de las restantes maneras de llegar a la descentralización, que nos aporta el amplio abanico del derecho ambiental comparado”.

En cada uno de los capítulos sucesivos trabaja como un verdadero artesano, desbrozando con paciencia todos los puntos de análisis para arribar a conclusiones de enorme valía. No dudamos que en el futuro esta obra será una referencia obligada a la hora de trabajar sobre tan intrincada problemática. Queremos destacar la variedad de las fuentes a las que apela el autor, las que de por si solas hablan de la inmensa cultura jurídica que posee. 

Con alegría saludamos la aparición de este importante libro de alguien que con la pasión de un artista, de un creador –no por casualidad en su introducción hace alusión a varios de los grandes directores de cine del siglo pasado-, trabaja incansable y metódicamente en el desarrollo del derecho ambiental. Pero, no lo hace solamente como una manera de profundizar una rama del conocimiento, sino y sobretodo como gran militante que como tal está preocupado por la destrucción sin retorno de los ecosistemas de nuestro planeta. En otra presentación nos referimos a él como un joven investigador y docente, hoy podemos decir sin temor a equivocarnos que estamos frente a un profesor y profesional maduro, que con la profundidad del maestro explora incansablemente los contornos del derecho en aras de mejorar nuestra civilización.

Buenos Aires, abril de 2008


1572038297COMPETENCIAS AMBIENTALES.jpg

Necesita algún tipo de asesoramiento legal?

No dude en consultarnos